Fondo

Posteado el lunes, 24 de junio de 2019 en Noticias Gremiales de La Provincia

La crisis se lleva puesto el empleo

Por día, unas 20 personas se quedan sin trabajo en Entre Ríos

En lo que va del año se acumulan casi 2.000 despidos en el sector privado. La preocupante estadística de bajas la encabeza el comercio, seguido por la industria y la construcción., según informe que se desprende de la Secretaría de Trabajo y Seguridad Social de la Provincia

Más allá de los discursos, están las realidades. Y cada día más personas en todo el país se van sumando a la silenciosa masa de desocupados, excluidos de un mercado laboral cada vez más restringido, preocupante, incierto y desesperanzador.

 

Un informe realizado por la Secretaría de Trabajo y Seguridad Social de la Provincia muestra que en lo que va del año ya se produjeron 1.819 despidos del sector privado. Equivale a decir que en cada día hábil de los últimos cuatros meses, unas 20 personas fueron informadas de su discontinuidad laboral en una determinada empresa.

 

El sector más afectado resultó el comercio, con 620 cesantías confirmadas oficialmente; 345 la industria; 294 en la actividad de la construcción; 193 en el área de servicios; 164 en el ámbito rural; 138 en gastronomía; y 65 en el sector del transporte.

 

Muestra de esta realidad se vio la semana pasada en Gualeguaychú con el cierre del bazar El Entrerriano, que luego de 21 años cerró sus puertas y dejó a siete vecinos sin trabajo. “Hace meses que venimos vendiendo el 10% de lo que vendíamos hace algunos años. Es algo que esperábamos, lamentablemente”, había relatado a ElDía uno de los siete empleados que trabajaban en el bazar.

 

Y como Gualeguaychú no es un oasis, el caso de El Entrerriano tuvo su réplica en otros puntos de la provincia: al mismo tiempo que sucedía el cierre de la sucursal local, hacía lo mismo la de Chajarí, dejando siete personas más en la calle. Y a las 24 horas se produjo la bajada de persianas definitiva al tercer bazar, esta vez el de La Paz, sumando siete despedidos más. En total, 21 personas sin empleo en Gualeguaychú, Chajarí y La Paz, y este fue sólo un caso.

 

Los números marcan solo una postal de la realidad, aunque son contundentes, más aún cuando esa estadística no contempla aquellos que se acogieron a beneficios como retiros voluntarios.

 

Entre las particularidades, el informe revela que el Departamento Paraná es el más afectado por los despidos que fueron notificados a Trabajo: fueron 1.007 en lo que va de 2019. En el comercio se produjeron 352 cesantías; 251 en la construcción; 132 en la gastronomía; 130 en la industria; 90 en el área de servicios; 42 en el transporte; y 10 en el ámbito rural.

 

Mucho más atrás le siguió Federación con 156, donde solo en la industria (región de desarrollo forestal y citrícola) fueron 94.

 

Tercero quedó el Departamento Concordia (122); allí el achicamiento se notó más en el comercio (48 despidos) y en el sector rural (28) y luego Gualeguay con 96. En el resto de los departamentos se constataron las siguientes cifras: Gualeguaychú (74 despidos); Nogoyá 71; La Paz 43 –en los últimos dos casos, la mayoría de comercio y rural–; Victoria y Villaguay 38; San Salvador 37; Feliciano 28; Islas de Ibicuy 27; Departamento Tala 23; Diamante 20; Federal 18; Colón y Uruguay 8; y San José 5. Por rubros, en el total provincial, en los primeros cuatro meses del año se produjeron 620 despidos en el sector comercial; 345 en la industria; 294 en el rubro de la construcción; 193 en servicios; 138 en gastronomía; 164 en el sector rural; y 65 en transporte.

 

El titular de la cartera laboral provincial, Fernando Quinodoz, explicó que hay más casos de desvinculaciones laborales que no son testimoniadas en la Secretaría, y en parte podría comprenderse la cifra más alta en el Departamento Paraná respecto de otras jurisdicciones. Aunque el funcionario también aclaró que el número de despidos registrados no equivale a decir que es la cantidad exacta de pérdidas de puestos de trabajo, ya que hay casos que se dan por reemplazos o salidas de trabajadores que tomaron un nuevo empleo.

 

 

UNO